jueves, 14 de junio de 2018

La torpeza de un gobierno inmaduro

Seis días ha durado el ministro de Cultura y Deporte Máxim Huerta. En la mañana de ayer, los medios revelaban que el escritor y presentador había sido condenado por fraude fiscal, al haber creado una sociedad interpuesta para pagar menos impuestos. La condena se refiere a declaraciones de los ejercicios 2006, 2007 y 2008, pero la condena tuvo lugar en 2017. A pesar de que el ministro declaró haber pagado ya con esta multa de... 243.000 euros, no era ni mucho menos una buena carta de presentación para una persona con un cargo público de tamaño calibre.

Total, que en la tarde y a las 18:00 horas tuvo que comparecer de urgencia para anunciar su dimisión, aunque como suele ocurrir en estos caso es más probable que "lo hayan dimitido". Desde PP y Podemos no han tardado ni un minuto en exigir su dimisión, al tiempo que los separatistas que con independencia de ello no toleran que mande alguien que se oponga a sus ansias soberanistas.

Es un golpe para Sánchez, por mucho que algunos quieran vender como un refuerzo por haber salido un ministro del que se descubra algo tan oscuro. No, no demos la vuelta a la tortilla. Ha dimitido un ministro por un escándalo fiscal nada más constituirse el Gobierno. ¿De verdad que no sabían nada de pasado de este hombre? ¿Era el más adecuado? Ahora el ministro es José Guirao y su nombramiento figura en el BOE de hoy. ¿De verdad que no podía Sánchez haber nombrado primero a este último?

Por otra parte, también se destapó que el ministro de Agricultura ha estado imputado por un juzgado de instrucción de la Palma del Condado de Huelva debido a un caso de pozos ilegales en Doñana. Se le acusa a Luis Planas de haber consentido el robo de agua, pero parece ser que pronto se confirmará su desimputación al haberla solicitado la fiscalía onubense de Medio Ambiente (no sabemos si con ruegos de la Junta de Andalucía). Sin embargo, ya estaba imputado cuando se produjo su nombramiento. Otra metedura de pata de Sánchez.

Y como siempre se puede seguir con más despropósitos, ahora ha declarado la ministra de Trabajo Magdalena Valerio que el Gobierno no hará nada por cambiar la reforma laboral del PP y sólo serán posibles unos parches acordados con sindicatos debido a que "no tienen apoyos parlamentarios". ¿No se supone que iban a dialogar con las fuerzas parlamentarias? ¿O es que sólo se unieron Podemos y separatistas surtidos para echar a Rajoy sin apoyar una alternativa de cambio real y estable? Disfrute lo censurado, señor Sánchez. Disfrute de su tiempo en la Moncloa. Disfrute de haber engañado a tanta gente. A otros, en cambio, no lo ha logrado porque ya le veíamos venir. Y por mucho que quiera ocultar su torpeza e incapacidad con gestos humanitarios como la acogida de 600 refugiados. No, lo siento pero no cuela.

domingo, 10 de junio de 2018

Los auténticos fachas, los radicales separatistas

El pasado viernes de esta misma semana, iba a tener lugar un acto homenaje a Miguel de Cervantes en la Universitat de Barcelona y con la participación de varios miembros de Societat Civil Catalana, asociación que está a favor de la unidad de España y contraria a la independencia. Pues bien, grupúsculos separatistas asociados a la CUP y algunos sindicatos como la CNT prepararon un acto boicot. Los intolerantes, los que se hacen llamar antifascistas y realmente los fachas son ellos, acudieron en cerca de un centenar con la intención inequívoca y manifiesta de reventar el acto. Gritos, silbidos, empujones y lemas de "fuera fascistas de la Universidad" (lo típico que berrean estos totalitarios) y "no pasarán". 200 invitados tuvieron que ser desalojados por estos pedazos de animales y el Rector ni se molestó en avisar a los mossos. Simplemente les dijo que se tenían que ir porque no podían garantizar su seguridad.

A esto se le une la negativa por parte del Ayuntamiento de Vic para la celebración de un acto político en la calle. Resulta escandaloso que jamás se les haya prohibido nada a los independentistas y ahora lo nieguen. Al final, devolviéndoles la moneda, Inés Arrimadas y varios de los diputados de Ciudadanos en el Parlament de Cataluña acudieron a una plaza de la localidad ayer sábado. Su intención era atender a los medios de comunicación y protestar por la censura que se le está imponiendo al partido más votado en las últimas elecciones. No faltaron los móviles grabando con carcasas de esteladas, pero eso no fue lo más relevante. Nuevos totalitarios se acercaron allí para increpar, abuchear sacar el dedo e incluso hubo un estúpido que se bajó los pantalones y otro memo que se sacó un selfie con ella con la carcasa indepe para subirla a las redes y reírse de ella. 

Frente a los bárbaros, los diputados corearon "libertad". Entre ellos, Carlos Carrizosa que recientemente fue amenazado de muerte en Twitter por cometer el tremendo delito de retirar un lazo amarillo. Hasta ahí ha llegado el odio que instigan y promueven los políticos independentistas en Cataluña.

No, no nos van a callar. Ni en Cataluña ni en ninguna parte los que han roto de esta manera la convivencia y la sociedad y llaman "fascista" a todo aquél que no sea de su cuerda. No sé qué van a saber estos de fascismo cuando no se miran a ellos mismos, que despliegan su totalitarismo violento en cualquier escenario.

sábado, 9 de junio de 2018

El nuevo gobierno de Pedro Sánchez

El nuevo presidente Pedro Sánchez ha confeccionado durante esta semana su equipo de gobierno tras imponerse en la votación de la moción de censura. Lo primero que sorprende es el nombramiento de 11 ministras frente a tan sólo 6 ministros. Es decir, al contrario que la paridad establecida por Zapatero, Sánchez ha preferido saltársela y confeccionar un gabinete con mayoría absoluta femenina. Probablemente más por una cuestión de márketing y para venderse como un gobierno feminista, cuando se supone que el feminismo lo que persigue es la igualdad de derechos y de oportunidades entre sexos. Además, un Gobierno de 17 personas es bastante excesivo, pero ese tamaño sí encaja en la forma de componer de ZP. Ante todo, se agradece que haya dejado a Podemos con un palmo de narices y no haya cedido a sus exigencias de ministerios. Pero también hay más cosas positivas.

En concreto, los nombramientos que más me han gustado son los tres siguientes.

  • Josep Borrell fue el primero en confirmarse y como Ministro de Asuntos Exteriores. Fue presidente del Parlamento Europeo. Ha sido muy criticado por los independentistas, dado que se posicionó en contra de la secesión y ha participado en actos de Sociedad Civil Catalana.
  • El ingeniero aeronáutico y ex astronauta Pedro Duque, ha sido nombrado Ministro de Ciencia y Tecnología. Es una de las apuestas más novedosas, ya que este señor jamás había estado en política.
  • Fernando Grande Marlaska, que fuera juez y destapase casos como el chivatazo a ETA, será ministro del Interior. Evidentemente, al círculo de Bildu no ha gustado esto y es un motivo adicional para alegrarse de su fichaje. Fue juez de la Audiencia Nacional y, paradójicamente, fue uno de los magistrados del Consejo General del Poder Judicial propuesto por el PP. Además, es uno de los primeros que contrajo matrimonio homosexual en España.


El nombramiento más sorprendente de todos ha sido Máxim Huerta, escritor y ante todo periodista y colaborador en televisión con Ana Rosa Quintana. Será el Ministro de Cultura y Deportes y no han vacilado los rastreadores de redes sociales en capturar tweets antiguos en los que declaraba odiar el deporte e incluso escribir "puto independentistas" en el año 2010. Ni qué decir tiene que ha sido aprovechado por los separatistas para montar el pollo contra él y exigir su dimisión. Pues qué quieren que les diga, un motivo añadido para desearle suerte al nuevo ministro. Eso sí, tendrá que ponerse al día porque está muy verde.

Del resto, lo primero que hay que mencionar es que vuelve a separarse la cartera de Hacienda de la de Economía, Nadia Calviño llevará esta última. Fue Directora general en la elaboración de los presupuestos para la UE. Hacienda la llevará María Jesús Montero, una mujer de confianza de Susana Díaz en Andalucía. Ha sido Consejera de Sanidad, es médica y apuesta por la reforma de la financiación autonómica. Evidentemente, la apuesta de Sánchez aquí es la de recuperar la unidad del PSOE.

Otros nombramientos destacables:

  • Meritxel Batet ha sido nombrada Ministra de Política Territorial y Función Pública, lo que viene siendo el ministerio de Administraciones Públicas. Es profesora de Derecho Constitucional y Administrativo.
  • José Luís Ábalos, el defensor de la moción de censura y el mismo que hace unos pocos meses hizo unas declaraciones absolutamente contradictorias, es el Ministro de Fomento.
  • Isabel Celaá es la nueva Ministra de Educación, que en su día tuvo esa cartera como consejera en el gobierno vasco de Patxi López. Que, todo sea dicho, para mí es el gran ausente de este gabinete.
  • Carmen Montón, salta de la Consejería de Sanidad de la Generalitat de Valencia al ministerio del ramo.
  • Dolores Delgado, experta en yihadismo, es la nueva Ministra de Justicia.


¿Cuánto durará este gobierno? De momento, parece ser que en sus inicios no está gustando demasiado a los que precisamente le dieron su apoyo para sustituir a Rajoy. Una de sus primera medidas ha sido levantar por completo el 155, algo que está siendo criticado porque Torra no se baja del burro y no retira sus planes soberanistas. Sánchez, el mismo que hace menos de dos meses le acusó de ser como Le Pen, ahora se tendrá que reunir con él. También lo hará Xavier García Albiol, aún a sabiendas de que no tiene nada que hacer, pero cómo siempre aprovechando para criticar a Inés Arrimadas. Así le va con cuatro diputados y a los independentistas aplaudiéndole estas cosas con tal de apoyar los ataques a Ciudadanos.

En mi opinión levantar al 100% el 155 creo que es lo correcto y sé que mi partido lo ha criticado. Otra cosa es lo que vaya a cederle Sánchez, situación en la que por supuesto a muchos nos tendría enfrente.

sábado, 2 de junio de 2018

Bienvenido, Dr. Frankenstein

El pasado 25 de mayo se hizo pública la primera sentencia del caso Gürtel que afecta a un importante entramado de cargos públicos del PP con relevantes condenas a implicados como Correa (jefe de la trama) y el ex tesorero Bárcenas. Ambos han entrado a la cárcel condenados a 50 y 33 años respectivamente. Pero lo más relevante ha sido la condena al Partido Popular como persona jurídica por enriquecimiento ilícito, algo de lo que el gobierno Rajoy quitó hierro. Pues bien, pocos días después el PSOE registró una moción de censura que se tradujo ayer viernes en la destitución de Mariano Rajoy el cese de todo el Gobierno, accediendo Pedro Sánchez a la presidencia por primera vez en la historia de la democracia usando tal instrumento.

Lo más relevante, aparte de la primera vez que sucede esto, es que Sánchez no ha vacilado en contar con el apoyo de toda la banda de separatistas, incluyendo los golpistas ERC y PDeCaT (la antigua y corrupta CiU), los amigos de los etarras de BILDU y el PNV, que a última hora ha traicionado al PP después de haberles aprobado su Cuponazo. Y es que si el PP creía que tenía comprados a los nacionalistas vascos, ha resultado ser al revés.

El debate en sí deparó muchas sorpresas en relación a la dirección que tomó. Y es que dió la impresión de que era una moción de censura contra Albert Rivera y Ciudadanos. Todos, todos, criticaron al líder naranja y hasta sus críticas fueron más duras que contra Rajoy. Así, de la manera más impresentable, Pedro Sánchez acusó a Rivera de estar más interesado en que continuase Rajoy para desgastarlo, ensayar en el espejo su discurso y toda una retahíla de desprecios al único que le propuso un pacto real de investidura en el año 2016. También fue especialmente duro Hernando del PP, acusándole de deslealtad, inventándose que es culpa suya el éxito de la moción y echando en cara que Arrimadas no se presentase como candidata en Cataluña cuando realmente no sumaban las cifras para ser presidenta. En fin, todo absolutamente mentira, con la intención real de hacer daño a Ciudadanos y recuperar la confianza perdida. De Podemos e independentistas, nos podemos imaginar que no recibimos caricias ni mucho menos. Pero les unía a todos los anteriores la preocupación por el ascenso de Ciudadanos en las encuestas.

Ciudadanos no bajó al barro que se habían sumido PP y PSOE. Su postura era clara y sin duda alguna: no apoyaba la moción de censura y lo más sensato era irse a urnas y que los españoles decidieran. Tampoco era cuestión de mantener a Rajoy después de no hacer absolutamente NADA contra la corrupción en su propio partido y tanto en el caso Gürtel como Bárcenas. Realmente llamativo resulta el caso de Eduardo Zaplana, ex presidente de la Generalitat Valenciana y ex ministro con Aznar, que ha entrado en la cárcel y en el PP le han dado de baja de todo, han enterrado todo recuerdo de él y hasta han llegado a extender el bulo de era de Ciudadanos.

No cabe duda que la mejor carta de Ciudadanos eran las elecciones anticipadas, que no obstante deberán de llegar pronto. Pero el hecho de que haya sido tan duramente criticado por los grandes partidos es debido a su miedo por restarles cuotas de poder en el escenario multipartidista dibujado desde 2015. El PSOE ahora tendrá la oportunidad de recuperar el protagonismo en la izquierda y también seguirá la estrategia de dividir a PP y Ciudadanos, dado que por ejemplo reveló una conversación privada en la que presuntamente Rivera le aseguraba que iba a desestabilizar al Gobierno del PP. Realmente rastrero por parte de Sánchez.

Pero los problemas para este gobierno nuevo residen en los que le sustentan. Y es que, cuando apenas ni tan siquiera ha echado a andar tras la toma hoy de posesión, en el Senado ya han vetado los presupuestos para 2018 que fueron aprobados hace unas semanas por el Congreso de los Diputados todos los socios que apoyaron la moción de censura. Será cuestión de que el PP, que tiene mayoría en esa cámara, impida ello y los presupuestos sean aprobados porque sí o haga una jugada maestra: rechazarlos por veto a la totalidad y devolverlos al Congreso para que Sánchez tenga que negociar unos nuevos presupuestos con toda la banda de independentistas. 

Y los obstáculos no quedan ahí, dado que desde el PSOE ha afirmado que su gobierno será íntegro de socialistas, circunstancia que no ha gustado nada en Podemos. Precisamente, una de las razones que explotaron la propuesta de acuerdo con Podemos a primeros de 2016 fue la exigencia de la mitad de ministerios. Ante esa negativa, cargos importantes de la formación de Iglesias han declarado que permanecerán en la oposición al PSOE. Así que otro escollo más que tendrá que lidiar Sánchez al tener a una izquierda que va a ser todo menos condescendiente.

En Cataluña, los representantes del régimen nacionalfascista capitaneado por Quim Torra no tardarán en exigir como mínimo la liberación de los "presos políticos", como ha insinuado Gabriel Rufían. Es decir, promoviendo saltarse la separación de poderes en toda regla. Pero hay una cuestión más importante que es ese reconocimiento de la imaginaria república de Cataluña o la probabilidad de lanzar un referéndum secesionista autorizado por esos mismos 180 diputados que han aprobado la moción de censura a Rajoy. Aún así, ya veremos cómo sostiene el fugado Puigdemont su discurso vacío de que España es un Estado autoritario y fascista cuando su partido sostiene al inminente Gobierno. Por otra parte, BILDU, primos hermanos de los anteriores, también asomó la patita y dejaron claro que su única intención es desestabilizar la Constitución de 1978.

Y es que... ¿cómo se puede gobernar con 85 diputados? Cuando el ansia de poder es grande, cuando no importa ni un pito España, cuando no paras de perder elecciones y empeorar el resultado mínimo histórico, cuando no te quieren ni en tu propio partido, cuando cualquier cosa vale con tal de recuperar protagonismo... las consecuencias de tus actos y decisiones son etéreas en la conciencia. Aquí enlazo un zasca que desde mi propia cuenta de Twitter le endosé a este hipócrita que tenemos por Presidente y que sumó 27 retweets y 75 me gustas.

Lo que se debe hacer y muy pronto es convocar elecciones. Lo que se debería haber hecho ya. No podemos descartar que si Sánchez comienza con piedras en los zapatos no sería descabellado que termine convocando elecciones. Será entonces el momento en que, con sumo placer, podamos ponerle de patitas en la calle y el PSOE quede relegado a la irrelevancia, que es lo único que merece.

Para terminar, comparto este vídeo que debería de ser escuchado por todos los españoles, para que sepan las contradicciones a que puede llegar el PSOE. ¿O debería decir PSO?

viernes, 13 de abril de 2018

De los masters y los currículums falsificados

El escándalo del máster de Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha puesto de alguna manera en la agenda de la transparencia de los políticos la necesidad de que se justifique de forma adecuada y fehaciente lo declarado en sus currículums. En este caso particular, ha puesto en entredicho no ya la honorabilidad de la presidenta, sino que ha perjudicado gravemente la imagen de la Universidad Rey Juan Carlos I de Madrid. Tanto es así que no dejan de circular los chistes insinuando que en la misma regalan los títulos. Es más, se ha afirmado que casi todas las firmas que figuran en el acta de defensa del TFM son FALSAS. Y el tutor de Cifuentes ha sido expedientado mientras se investiga el caso. Mientras tanto, el PSOE-M de un devaluado Gabilondo y en connivencia y exigencia de Podemos han registrado una moción de censura. Exactamente el mismo guión que en Murcia. Pero no, si se creen que en Ciudadanos vamos a claudicar con sus ansias de poder están más que equivocados.

También se ha dado a conocer ciertas malas prácticas en otros partidos. Así, ha dimitido el secretario de organización y diputado de En Marea (Podemos) por inventarse una ingeniería industrial. Así con toda su jeta. También se ha señalado al socialista José Manuel Franco (me ahorro los chistes por el apellido) que no es licenciado en Matemáticas. Si bien él se ha excusado señalando que no lo escribió él sino que así se lo pusieron, dado que realmente tiene un programa formativo. En fin, lo típico cuando te han pillado con el carro del helado: pío, pío, que yo no he sido. También ha sido criticado Toni Cantó, pero se trata más bien de una trampa de OkDiario debido a que en Twitter se indicaba como "pedagogo teatral", aludiendo más bien a su faceta conocida como actor.

De cualquier manera, si empezamos a tirar de la manta, podemos descubrir mucho. En mi caso personal, yo no soy político y tengo más que justificado mi currículum con Máster (que me costó 3.000 euros) y Doctorado como estudios de posgrado. También mi nivel B-2 en inglés. Pero parece que algunos representantes públicos les va el inflar su currículum para tratar de ganar posiciones dentro del partido. ¿Puede ser por eso? No lo sabemos, pero se debería investigar. De poco sirve que se haga una declaración de bienes si luego se miente en otras cosas. Ahora bien, igualmente no es menos cierto que hay personas sin titulación que hacen determinados trabajos mucho mejor que otros. Lo que pasa es que en algunos sectores existe un corporativismo brutal y lo que se salga de sus intereses está perseguido. Ni tanto ni tan calvo. En ocasiones la titulación es requisito sine quanon, pero puede haber otras que no se precise el diploma sino aspectos más relacionados con la experiencia y capacidad técnica. Pero todo eso debe de ser clarificado con posterioridad a destapar a todos los que tienen poder público y se aprovechan de cualquier manera de lo público.

Es por eso por lo que Cifuentes DEBE dimitir. Ha rechazado una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid propuesta por Ciudadanos. Pero deberían hacerlo más políticos y representantes. Como, por supuesto, esos que cometen malas prácticas y que son dispensados de las mismas por ser el partido de "la gente". Hablamos de Íñigo Errejón, que cobró de una beca sin hacer su trabajo. O Ramón Espinar, especulando con vivienda pública. O Monedero, sin declarar a Hacienda hasta que lo pillaron. O Echenique, pagando en negro y sin Seguridad Social a su asistente.

Seamos serios.

lunes, 26 de marzo de 2018

Puigdemont, detenido (por ahora)

Llevaba mucho tiempo sin escribir, más que nada por falta del mismo para actualizar el blog, pero trataré de que no se extienda una pausa tan larga. Ayer fue detenido el ex presidente (mal que le pese a los independentistas) Carles Puigdemont por las autoridades alemanas tras desplazarse desde Dinamarca en coche. Supuestamente se pone punto y final a una pantomima y juego del ratón y el gato iniciado el pasado 30 de octubre de 2017. Tras el auto de procesamiento del viernes 23 de marzo por el juez Llarena, se cursó una Euro Orden para su inmediata detención. La noche de ayer domingo 25 la pasó en una prisión alemana y se espera que declare ante un juez a lo largo del día de hoy. Posiblemente se retrase a la noche debido a que está pendiente que llegue su abogado con documentación. Será entonces cuando Alemania decida qué hace, si ponerlo en libertad, decretar prisión provisional o bien extraditarlo a España. Así que todavía no cantemos "victoria".

El independentismo está desaforado, en su vertiente más extremista. Por ejemplo, el presentador de TV3 Jair Dominguez, aseveraba que habría muertos durante este "prusés" de la imaginaria república catalana. Es sin duda la expresión más lamentable y desquiciada de un canal organizado a medida para el adoctrinamiento independentista y la promoción del victimismo y odio hacia todo lo que huela a España. Una pena que esa aplicación del artículo 155 fuese tan liviana y no se atreviera a intervenir ese canal que Esquerra Republicana ha puesto a su servicio. Por otra parte, también debemos de reseñar las enésimas amenazas de los cachorros de la CUP, las juventudes de Arrán que han dejado pintadas en la supuesta casa del juez Llarena. Pues no, no es su domicilio y una vez más hacen el ridículo este grupo con prácticas más propias de la kale borroka etarra. ¿Algo más? por ejemplo, la noticia con vídeo de un energúmeno pegando a una persona por portar una bandera española.

Las sucesivas huidas de varios diputados no han hecho sino justificar aún más las encarcelaciones por riesgo de fuga de los Jordis y representantes políticos como Junqueras y los recientes Romeva, Forcadell, Turull, Bassa y Rull. Las fugas más recientes son a Suiza de Anna Gabriel (que curiosamente ha cambiado de look) y de Marta Rovira. Es una pena que Gabriel Rufián no les acompañe por solidaridad, así tendríamos un payasete menos en el Congreso de los Diputados. Broma aparte, esta situación se la han buscado ellos mismos, por mucho lazo amarillo que sigan poniendo y alargando ese discurso victimista que no cuela. Bueno, salvo para sus amigos de Podemos, que sin embargo pese a ponerse de perfil son criticados y rajados por los independentistas. Aquí no valen medias tintas: o estás con los golpistas o estás con la Constitución y el Estatut. Ni más ni menos.

También resulta hilarante que, de nuevo, se haya pronunciado el presidente de Venezuela Nicolás Maduro. Se atreve, con toda su desfachatez, a hablar de "presos políticos". Pues no. Eso es lo que sin duda existe en su país y cada vez más, sin pruebas y con una represión policial en la que SÍ que existen muertos. Y todavía se atreve este personaje a decir que no se mete en "asuntos internos".

viernes, 22 de diciembre de 2017

Elecciones Catalanas 2017

Celebradas ayer las Elecciones en Cataluña, las cuartas en un plazo de apenas siete años, han deparado la histórica victoria electoral de Ciudadanos. Una fuerza política que entró con 3 diputados en 2006 ha ido creciendo hasta situarse con 37 y más de un millón cien mil votos de catalanes. Ganando especialmente en los núcleos urbanos y en todas las capitales de provincia menos en Girona. Sin embargo, el enorme éxito de Inés Arrimadas y su equipo no se ha visto acompañado de nada similar en el resto de candidaturas que apoyan la continuidad de Cataluña en España y la unidad territorial, lo que imposibilita una alternativa que desbanque de una vez por todas al separatismo.

Junts per Catalunya, el enésimo nuevo nombre de la extinta CiU, ha sido la segunda fuerza más votada por muy poca diferencia frente a Esquerra Republicana. Con unos candidatos ausentes (uno fugado a Bélgica, Puigdemont, y el otro en prisión provisional - Junqueras-) han sumado 34 y 32 respectivamente, lo que suma 66 escaños a dos fuerzas que antaño eran competidoras y diferenciadas y hoy por hoy son prácticamente lo mismo. No se sabe quién es el de derechas y el de izquierdas, pues el fanatismo separatista les ha fusionado sus programas. De las pocas diferencias que encuentro es que los primeros no cuentan con el "humorista" Gabriel Rufián, que al parecer tiene mucha imaginación y originalidad en Twitter. Fuera de ahí, alguna menos. En total, son 4 escaños más que cuando fueron Junts per sí y han ganado cerca de 300.000 votos entre los dos, mientras que sólo Ciudadanos ha subido 400.000 aproximadamente.

Los comunistas de la CUP se han pegado el gran tortazo electoral del bloque independentista al perder la enorme subida de 2015 y quedarse en 4 escaños. Han perdido más de 140.000 votos, que muy probablemente han ido a engrosar tanto a JpC como ERC, lo que me da pie a pensar que realmente no captaban votos al 100% de antisistemas, sino sencillamente gente que optaba por una independencia real y confiaban en que sólo los grandes podrían conseguirla.

El PSC prácticamente no ha sufrido cambios. Uno de los que más bandazos ha dado en campaña (criticando a todos lados al tiempo que hablando de diálogo y unidad de España) ha aumentado un diputado. Ha ganado 80.000 votos, que posiblemente hayan sido pescados de En Comú Podem y del ala moderada de Esquerra. Iceta ha salvado los muebles, puesto que no sólo ha mantenido el tipo electoral sino que también ha evitado tener que ser decisivo. De hecho, dio a entender (una vez conocidos los resultados), que le hubiese gustado ayudar a una mayoría alternativa si no ganasen los independentistas. Es decir, reconoce a posteriori que mintió cuando respondió que no apoyaría a un gobierno presidido por Inés Arrimadas.

En Comú Podem ha perdido más de 40.000 votos y tres diputados. Su equidistancia absoluta, mucho mayor que la del PSC, ha convertido a la marca de Podemos en una fuerza poco relevante para cambiar la situación. A nivel municipal y sobre todo nacional, tiene mucha fuerza en Cataluña, de manera que tanto independentistas como no independentistas (de izquierdas) habrían votado a Iglesias o a Colau. Sin embargo, a nivel de la GenCat dejan muchas más dudas. 

Estas circunstancias, convierten más si cabe al voto de Ciudadanos en un voto transversal, es decir, que proviene de gente de muchas ideologías pero que confluyen en el deseo de una Cataluña española y una España unida. Que nadie se convierta en un extranjero en su propio país y tenga los mismos derechos que cualquier otro español en los territorios de las CCAA.

El gran derrotado, sin duda alguna, es el PPC de Xavier Albiol. El batacazo ha sido espectacular, pasando de 19 diputados en 2012 a 11 en 2015 y a tan sólo 3 en 2017. Han perdido nada menos que 165.000 votos, que muy probablemente han ido todos a Ciudadanos. En Cataluña, se habría castigado ayer al PP por dar una sensación de no ser capaz de aportar soluciones convincentes y por haber reaccionado tarde y de forma tibia al problema de convivencia territorial que han generado los independentistas. La aplicación del artículo 155 estaba justificada desde hace mucho tiempo, tratándose de una amenaza y vulneración grave al interés general y a las obligaciones constitucionales de la Comunidad Autónoma de Cataluña. Es un trasvase que podría ser extrapolable a nivel nacional, más allá de esta región. Pero es que hay algo más.

Inés Arrimadas, en unas elecciones que han obtenido récord de participación con un 82% ni más ni menos (cinco puntos más frente a 2015), ha sido identificada como la mejor alternativa al independentismo. Sus más de 400.000 votos ganados no sólo provienen del PP, sino que muchísimos otros han venido de gente que se estaba absteniendo. Por lo tanto, la activación del voto ha sido fundamentalmente para Ciudadanos. Se trata de personas que se están rebelando ante el desafío separatista que ahuyenta a las empresas y oculta con su demagogia importantes recortes en servicio sociales. Demagogias como aprobar leyes que vulneran el marco competencial para únicamente fomentar el enfrentamiento.

En resumen, podemos decir que realmente los cambios más importantes han venido desde dentro de los bloques. La fuerza entre los bloques independentistas y unionistas es prácticamente la misma que hace 2 años. Sin embargo, el protagonismo del segundo lo acapara de forma muy clara Ciudadanos, mientras que en el primero los dos grandes han hecho diluir la opción antisistema. Pero la única diferencia no es esa, sino que el impacto de levantar al ex votante de la silla ha sido mucho mayor a favor de Ciudadanos que ERC y JxC juntos. Así que deberían de tomar nota, al margen de preocuparse para gobernar en serio y enterrar cualquier amago de DUI que motivó de manera justa y constitucional la aplicación del artículo 155. Por su exclusiva culpa.

Con todo, lo que más hace rabiar a los independentistas es que Ciudadanos tenga más diputados que cualquiera de sus listas. Se nota en redes sociales. Esos de la "revolución de las sonrisas", que tanto han insultado e increpado a Arrimadas, su marido y compañeros del partido en plena calle, atacado a las sedes cuando no defendido tales acciones, acosado en Twitter... Ese es el odio y el fascismo que han extendido JxSí y la CUP. La expresión más mezquina del adoctrinamiento que manejan y propagan en las instituciones, muy bien alimentadas económicamente.

Mi enhorabuena a Inés Arrimadas, a todo su equipo y a mis compañeros/as que se desplazaron a Cataluña para ejercer de voluntarios apoderados.